MANCHAS EN LA PIEL: ¿CÓMO TRATARLAS?

Publicado 12/10/2017 - Leído 103 veces


Existen múltiples y diversas causas que pueden provocar la aparición de manchas en la piel, pero si algo está claro es que mientras la edad es uno de los factores menos importantes, el sol es el verdadero enemigo de la piel, por lo que aprender a protegerse de forma adecuada pueden detener la aparición de estas manchas.

Una de las principales causas de aparición de manchas en la piel es la exposición a la radiación solar, esto se debe a que la exposición prolongada a los rayos ultravioleta (UV) provoca que la piel genere mayor cantidad de melanina, el pigmento natural que protege frente a la radiación solar, de manera que en aquellas zonas de nuestra piel donde la melanina se acumula, y como resultado aparece una mancha.

Estas manchas, se conocen como lentigos solares y suelen salir en áreas frecuentemente fotoexpuestas.  Otros factores adicionales que pueden influir en la aparición de manchas en la piel son los cambios hormonales, como los que se producen durante el embarazo o debido a la toma de anticonceptivos, que dan lugar a otro tipo de manchas conocidas como melasma.

Existen muchos tipos de manchas, por lo tanto no se puede generalizar cuando se habla de las mismas, ya que puede haber otro tipo de lesiones que sean debidas a otras causas.

Lo mas recomendable es proteger la piel del sol, ya que los demás factores no dependen de este factor. Existe una creencia errónea de que se debe utilizar estas cremas sólo en los meses de verano, sin embargo, la radiación UV está presente a lo largo de todo el año, en mayor o menor medida, por lo que es necesario mantener una protección continua. Además, el uso de estas cremas protectoras, no sólo evita la aparición de lentigo solar, sino que previene la aparición de cáncer cutáneo.

¿Cómo tratar las manchas?

En el caso de que hayan aparecido, existen numerosos productos tópicos y técnicas químicas y físicas para hacer desaparecer estas lesiones, aunque es importante, antes de tomar ninguna medida, contactar con un profesional que confirme el diagnóstico y pueda dar una solución específica para el tipo de mancha del que se trate. Entre los tratamientos disponibles, se encuentran agentes despigmentantes, peelings y tratamientos con láser y fuentes de luz:

-Agentes despigmentantes: entre estos se destacan la hidroquinona y sus derivados, el ácido kójiko, el ácido azelaico y el retinol. 

-Peeling: Se utilizan combinaciones de distintos tipos de ácidos y agentes despigmentantes en diferentes concentraciones, dependiendo de la patología a tratar.

Láseres y fuentes de luz: las opciones con mayor tasa de efectividad están la luz pulsada y los láseres Q-Swichted, que se utilizan para las manchas de tipo lentigo solar. También destaca como alternativa la posibilidad de realizar tratamiento con crioterapia en determinadas lesiones que se encuentren más localizadas.


cuida tu piel en casa

Los pilares fundamentales para el cuidado de la piel son la hidratación y la fotoprotección, ya que ambas medidas tienen por objeto evitar el fotoenvejecimiento cutáneo, y con ello la aparición de manchas y la posibilidad de desarrollar cáncer.

Los expertos también aconsejan una alimentación rica en antioxidantes, como vitamina E,vitamina C, carotenoides y licopeno, ya que han demostrado tener un papel protector frente al envejecimiento. El tabaco provoca un envejecimiento prematuro de la piel, dificulta la cicatrización de las heridas y favorece la aparición de cáncer cutáneo, por lo que evitarlo también entra dentro de las recomendaciones para tener una piel saludable y libre de manchas.

 

 
Regresar Imprimir

¿Te gusta este post? Compártelo!